top of page

LA ZONA DE CONFORT

A todos nos pasa en todas las áreas de nuestra vida, descubres un hobbie nuevo, una habilidad nueva o incluso en el trabajo... te esfuerzas por aprender, por progresar más y más sin rendirte hasta que llega un día en el que te das cuenta que dominas muchos aspectos del pole pero que llevas sin sacar una figura nueva mucho tiempo... te has estancado, disfrutas con las cosas que ya sabes hacer, consideras que tienen un nivel muy aceptable para lo que en un inicio pensabas que llegarías a obtener, y disfrutas repitiendo esas figuras una y otra vez pero te empieza a dar pereza probar cosas nuevas ya que suponen una lucha un reto un esfuerzo extra para conseguirlas y cada vez las figuras son mas complejas y requieren más tiempo y dedicación conseguirlas...

Efectivamente ¡Necesitas salir de tu zona de confort!

Te sientes tan bien practicando esas figuras que sabes que te salen sin problemas, que ya no te duelen, y que disfrutas como un niño pequeño, que no sientes necesidad de complicarte la vida. Ya no sales de clase con unas agujetas horribles y aguantas el calentamiento casi sin esfuerzo, sabes que tienes puntos débiles...(la dichosa flexi que no progresa...) pero que más da si eres capaz de sostener un Pegasus o un Handspring sin problemas.

¡Huye de tu zona de confort!

Busca calentamientos más intensos, nuevas figuras, si eres más de flexi. dale a las figuras de fuerza que siempre evades o viceversa.

Busca coreos en Youtube o Instagram y trata de sacarlas. Experimenta estilos nuevos y asiste a workshops de otros profesores para enriquecerte de distintas maneras de entender el Pole, y sobre todo pide consejo a tu profe que será quien mejor te entienda y te conozca para sacarte de ahí.

244 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page